Claves del Plan de Recuperación para Europa: Next Generation

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

Para paliar los efectos del COVID-19 en las economías europeas, el Consejo Europeo ha puesto en marcha un plan de préstamos y subvenciones para los países más afectados.


¿Cuánto es la cuantía?

La dotación del plan es de 750.000 millones de euros que se utilizarán para conceder préstamos y subvenciones a los países socios: préstamos por un importe de 360.000 millones de euros y subvenciones por un importe de 390.000 millones.

¿Cuáles son las condiciones de las ayudas?

Los préstamos que se concedan habrá que devolverlos mientras que las subvenciones son a fondo perdido.

Este dinero tendrá que llegar a las empresas, por esto es fundamental que las empresas conozcan todos los detalles de NGEU para poder presentar sus planes de inversión y aspirar a las ayudas a las que puedan tener derecho.

¿Cómo obtiene los recursos la UE?

Para obtener los recursos del NGEU la Unión Europea se endeudará en los mercados emitiendo una especie de eurobonos. Será la mayor emisión deuda de la historia en euros y su pago dependerá de la Comisión Europea, no de los países socios. Para ello la Comisión creará unos impuestos europeos que le permitirán afrontar el reembolso de las cantidades por las que se endeude. Este endeudamiento será a largo plazo y su amortización comenzará en 2026 y podrá llegar hasta 2058.

Se prevé que habrá suficiente demanda de esos bonos y que se aprovechará la máxima calificación crediticia de la UE para colocarlos a tipos de interés muy bajos.

¿Cuál es la disposición y cómo es el reparto?

La disposición de los fondos por parte de los países empezará en 2021 y podrá durar hasta 2026. Esto quiere decir que se dispondrá de mucho dinero en relativamente poco tiempo lo que plantea un problema muy importante: que cada país tenga preparados sus planes de ejecución de los fondos que reciba para absorberlos en su totalidad.

Los fondos del NGEU se aplicarán a diferentes programas con diferentes objetivos. El 70% de las subvenciones se comprometerá en 2021 y 2022. El 30% restante se comprometerá enteramente a finales de 2023.

Por regla general, el volumen máximo de los préstamos para cada Estado miembro no superará el 6,8 % de su RNB (Renta Nacional Bruta).

¿Cómo será la asignación de fondos?

En palabras del Gobernador del Banco de España: “si bien es importante movilizar el mayor volumen de recursos posible, la asignación de los mismos entre las diferentes partidas de gasto y los potenciales proyectos de inversión no es menos relevante. Asimismo, teniendo en cuenta el carácter temporal de estos recursos, es preciso que no se destinen a sufragar aumentos permanentes de gastos, pues ello no haría más que aumentar nuestro ya elevado déficit estructural”.

A partir de aquí una pregunta que se puede formular es ¿cómo se van a elaborar e implementar los proyectos de inversión a los que van a ir los fondos del NGEU? Aunque el marco general está claro (economía digital y medioambiental, cerrar las cicatrices de la crisis, ayudar a las empresas viables, acometer reformas estructurales…), concretar la letra y la música de los proyectos no va a ser tan fácil y las diferentes administraciones públicas, que serán las que reciban los fondos. Lo recomendable sería contar con la experiencia acumulada por el sector privado para elaborar esos planes.

¿Cuánto recibirá España?

España recibirá del programa NextGenerationEU 72.000 millones de euros en subvenciones. El Gobierno concentrará la movilización de estos fondos europeos en los primeros tres años (2021-2023) para una reconstrucción más rápida de la economía.

Además, nuestro país podrá solicitar otros 68.000 millones en préstamos, que se utilizarán para complementar la financiación de los proyectos en marcha. El plazo para disponer de los mismos sería hasta 2026.


Entendemos que puedas tener multitud de dudas y por ello estaremos encantados de atenderte. También te recomendamos que descargues nuestro ebook.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...