La economía circular te convierte en una empresa más eficiente

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

El concepto de economía circular es muy simple: se trata de prolongar la vida útil del producto durante el mayor tiempo posible mediante la reutilización, reparación y actualización.

Desde el punto de vista comercial consiste en vender y volver a vender el mismo producto muchas veces, ya sea actualizado o reparado. Y, por lo tanto, los procesos de diseño y desarrollo de nuevos productos han de dar como resultado productos modulares y duraderos que sean fáciles de desmontar y reparar. De esta manera, será posible crear modelos de negocio escalables sobre el concepto de una segunda vida de esos productos.

La realidad se impone y muchos no la quieren aceptar. No podemos seguir explotando nuestro planeta de manera irresponsable e irrespetuosa. Ahora mismo, existen dos retos sobre la mesa: primero, monetizar todos los productos que todavía tienen una función y segundo, que la siguiente generación sean diseñados en entornos competitivos basados en las siguientes cuatro características:

La economía circular requiere de un nuevo entorno competitivo

  • Diseñar y crear procesos de logística inversa que permita la reparación de los productos. Ponérselo fácil al consumidor final debe ser el primer objetivo y crear una red de reparación bajo un modelo de negocio rentable para todos los actores clave es indispensable.
  • No será suficiente con una visión centrada en el cliente, las empresas deben implantar un visión centrada en el medio ambiente y el planeta. Trabajar desde el ecodiseño para que los productos sean fáciles de desmontar, reparar, desguazar y, eventualmente, reciclar.
  • El IoT será un aliado y un facilitador de la economía circular. Este tipo de tecnologías será útil para gestionar el mantenimiento durante la vida útil del producto. Se dispondrá de la trazabilidad y el historial completo de las reparaciones, piezas sustituidas, problemas de funcionamiento, etc. Por supuesto, la cantidad de datos generados podrán ser monetizados mejorando los productos, ajustándolos a las preferencias de los clientes y creando nuevos servicios.
  • La economía circular necesita que las empresas se organicen en ecosistemas. Pasaremos de competidores a competi-socios. Es utópico pensar que las empresas pueden ser circulares por sí mismas, no tiene sentido. Necesitarán socios especialistas en logística, otros en reparación, en reciclado, etc.

La economía requiere de una transformación de la organización

La mayoría de las empresas trabajan bajo operaciones lineales. Justamente esto es lo primero que se debe cambiar. De linear a circular. Y esto no es rápido, requiere de una visión a largo plazo y de una transformación profunda de todas las actividades clave de una empresa. Similar a lo que se necesita en la transformación digital.

Por ejemplo, los especialistas en marketing no solo se centrarán en las necesidades de los nuevos clientes, sino que también se centrarán en la oportunidad de los servicios de mantenimiento y reparación.

También. los ingenieros trabajarán con diseños circulares, que optimicen el producto y su ciclo de vida completo.

Los directores de operaciones convertirán los centros de reparación y la logística inversa en una nueva ventaja competitiva. Y, además, estarán obligados a ello, porque estos nuevos activos serán clave en la entrega de valor a los clientes finales y en su experiencia de consumo.

El departamento de calidad implementará normativas para asegurar la calidad total de los productos reparados, que pueden ser o no distintas de las normativas para los nuevos productos.

Las ventas y los servicios ya no basarán el éxito en la cantidad de nuevos productos vendidos, sino en la cantidad de ventas que generan del mismo producto a lo largo de todo su ciclo de vida.

El éxito necesita un planteamiento estratégico

En definitiva, los cambios han venido para quedarse, pero las ventajas de la economía digital tanto para las personas como para las empresas son innegables. No obstante, para que las empresas lleven a cabo una estrategia empresarial exitosa, es necesario plantearse y diseñar una reestructuración del negocio antes de llevar a cabo la implementación de las nuevas tecnologías. Es decir, tan solo el utilizarlas no implicará una transformación. Si quieres comenzar con esta transición y tienes dudas al respecto, contacta con nosotros y cuéntanos. Podemos asesorarte. ¡Te esperamos!

Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...