Economía del tiempo

¿Quieres conocer la metodología que implementó el equipo?

Partiendo de la premisa de que todo lo que hacemos cuesta dinero ó tiempo, es probable que sepamos cuánto tenemos ahorrado en la cuenta bancaria pero, ¿sabemos cuánto tenemos en nuestra cuenta del tiempo?

Sí, aunque parezca sacado de la película “In Time”, la economía del tiempo valora todo en medidas de inversión del tiempo y del retorno que se obtiene al dedicarlo en una actividad. Es decir, nos invita a pensar que el tiempo, las 24h del día, es el presupuesto diario con el que contamos y que de ahí en adelante debemos decidir conscientemente cómo invertirlo ó cómo ahorrarlo en unas actividades para usarlo en otras de mayor valor.

Al final, es lo que hacemos cada día de manera natural, ¿no?

¿O acaso no todos queremos elegir la ruta más corta para ir al trabajo, la manera más eficiente para hacer la comida de la semana y compramos todo aquello que nos ayude a ahorrar tiempo en las labores de limpieza? La economía del tiempo consiste en entregar tiempo en algo de valor que al final nos sea retribuido en más tiempo sea para descansar (más energía) o para invertirlo en otras actividades de mayor gratificación (mayor placer, mayor satisfacción e incluso más dinero).

Este concepto vuelve a tomar relevancia ahora que las jornadas de trabajo están siendo mayoritariamente híbridas y queramos o no, las tareas laborales se están entremezclando con las personales. Por eso, está directamente ligada a la gestión del tiempo porque parte de entender la importancia de ahorrar tiempo en actividades de menor valor para invertir ese “sobrante” en tareas principales de mayor retorno.

En el día a día es fácil de entender, pero ¿cómo llevarlo al mundo laboral o profesional?

PENSAR EN EL TIEMPO COMO UNA INVERSIÓN

Manolitx quiere emprender, normalmente lo que le diríamos es que para empezar es importante ser autónomo en la mayoría de las actividades clave dado que no hay recursos para pagar a otros. Sin embargo, bajo la lupa de la economía del tiempo esto no termina siendo el mejor negocio.

Si Manolitx quiere lanzar una web para su negocio de venta al por mayor en el extranjero él o ella deberían cuantificar cuánto tiempo debe invertir en aprender a manejar una herramienta tipo woocommerce ó prestashop, cómo crear allí su web y configurarla de la manera más idónea para recibir pedidos desde diferentes partes del mundo y compararlo con cuánto valdría subcontratar esta gestión con un tercero para dedicar el tiempo ahorrado en segmentar y conocer a sus clientes y aliados en el exterior y preparar su portfolio para los diferentes mercados.

¿Qué sale más caro y dónde estará mejor invertido su tiempo en función del retorno?

PENSAR EN PRODUCTIVIDAD

¿Tienes claro en qué horas o momentos del día eres más productivo? ¿Sabes cuáles son las tareas donde se aprovecha más tu potencial? Y si eres un líder ¿Sabrías responder estas preguntas de cada una de las personas de tu equipo?

La economía del tiempo nos obliga a hacernos conscientes de que la linealidad de los horarios no tienen sentido si no hay un retorno proporcional de la inversión de horas de trabajo, y nos obliga también a cuestionarnos si el 100% de las actividades que hacemos en nuestro puesto de trabajo realmente apuntan a obtener retornos para la empresa ó incluso para el individuo.

Hay personas que no son productivas sino a partir de las 10 am pero deben estar fichando a las 9am, esa hora representa una pérdida tanto para la empresa como para el empleado pues el retorno es negativo: no hay avance en tareas y no hay satisfacción personal.

De esta premisa también surge la importancia de automatizar todo aquello que nos permita ahorrar tiempo en tareas secundarias para dedicarlo al core, a lo que realmente sostiene y da sentido a nuestro puesto de trabajo, para que la productividad per cápita crezca.

EL TIEMPO ES EL BIEN MÁS VALIOSO.

Tomaré como ejemplo los modelos de marketing de referidos. A Manolitx le dice una amiga que se abra una cuenta de nómina en el banco ABC usando su enlace de referenciación ya que con ese proceso a Manolitx le darían 100 euros y a ella 50 euros.

Manolitx empieza a hacer la gestión y se encuentra con que hay que rellenar diferentes formularios para darse de alta y que además no le gestionan las domiciliaciones. Se da cuenta además que como el banco es diferente al de la empresa para la que trabaja, su nómina tardaría 1 ó 2 días en verse reflejada.

¿A nivel de economía del tiempo qué sale más rentable quedarse en su banco sin tener que invertir en gestiones adicionales o ganarse los 100euros? Claramente la primera.

Por lo tanto, la economía del tiempo no solo nos ayuda a planificar nuestro propio trabajo sino que es mandatorio al momento de pensar en la experiencia del cliente, en función del tiempo invertido para comprar o contratar productos o servicios, porque en la era actual, el tiempo es la divisa más cotizada.

Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

Jennifer Trejos Marín

Senior Consultora de Innovación

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Partido Portugal - Suiza