Elementos clave de una estrategia corporativa

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

En este artículo desglosamos cuáles son los elementos básicos que definen un buen planteamiento para una estrategia corporativa y crear valor para la empresa. Analizaremos punto por punto cada uno de ellos.


Las estrategias corporativas son planes que diseñan las empresas con el objetivo de crear valor en la empresa o de que crezca, obviando la multitud de posibilidades de acciones que existen entre estos dos conceptos. Estas acciones se plantean a largo plazo y pueden ser desde integraciones verticales u horizontales, a inversiones, diversificaciones o alianzas estratégicas con otras empresas.

Elementos clave de una estrategia corporativa

Para construir una estrategia sólida y clara, se deben de desarrollar los siguientes elementos básicos de cualquier organización:

Misión 

Es el propósito, la razón de ser de la organización. Debe ser la base sobre la que construir las acciones. Toda la plantilla y colaboradores deben tener claro este aspecto.

Visión 

Es a dónde se dirige la empresa y qué pretende alcanzar como hito.

Valores 

La ética profesional y los principios son conceptos que casan con este apartado. ¿Qué principios se plantean como indiscutibles en cada acción de la compañía?

Objetivos 

Son las metas que se pretenden alcanzar. Los objetivos deben ser medibles, deben de tener un espacio de tiempo acordado y, sobre todo, deben ser posibles de alcanzar. De nada sirve crear objetivos utópicos si la organización no es capaz de llegar a ellos.

Proceso de implementación 

Es el siguiente paso a la definición de los objetivos, el cómo vamos a llegar a ellos. La asignación de tareas, el calendario y los elementos organizativos son aspectos claves en este apartado.

Mecanismos de comunicación 

La comunicación dentro de las organizaciones resulta fundamental para lograr alcanzar los objetivos de cualquier estrategia corporativa. La denominada comunicación interna es básica y necesaria para la eficiencia y el buen hacer dentro de la empresa. Una buena comunicación favorece la retención del talento y la motivación de los trabajadores.

Dirección estratégica 

Cuando se diseña una estrategia corporativa, la directiva no sólo debe establecer el plan de actuación, sino que se debe supervisar mano a mano con la plantilla y así seguir en tiempo real cómo funciona la estrategia.

Seguimiento y evaluación de resultados

Como comentamos, el seguimiento de los resultados es básico para ir pudiendo pulir y terminar de definir las estrategias corporativas. Al final del tiempo establecido se prepara una evaluación de los resultados y se toma en consideración las circunstancias vividas durante el tiempo de implementación de las acciones. Esta evaluación sirve de precedente para el resto de estrategias que se planteen en el futuro y da luz sobre qué acciones o procesos son mejorables o deben continuar haciéndose.

Conclusiones

Existen ciertos aspectos que debemos tener claros antes de diseñar una estrategia corporativa. Para poder crear un plan de tal relevancia como estas estrategias, debemos conocer bien la empresa, desde cómo está diseñada a cómo se va a dirigir durante el periodo de actuación, pasando por cual es la ética profesional o sus valores. Es importante siempre recordar que el seguimiento de los resultados es clave y muchas veces supone un paso más hacia el éxito, dado que permite localizar los puntos de dolor de la empresa y sus éxitos. En ocasiones, incluso permite pulir lo definido y así ser más eficientes.

Próximamente comentaremos cómo debe ser una buena planificación de este tipo de estrategias. ¿Qué pasos se deben seguir para no pisar en falso a la hora de crear una estrategia corporativa?


Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...