Gestión de la innovación: ISO 56002 y equipos de alto rendimiento

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

En la gestión de la innovación intervienen dos piezas claves: un enfoque procedimentado hacia las necesidades de nuestro cliente y creatividad. La ISO 56002 nos ayuda a lo primero, los equipo de alto rendimiento a lo segundo. Por lo tanto, la gestión de la innovación es función de procesos y de las personas.

El proceso de gestión de innovación propuesto por TheFlashCO basado en equipo de alto rendimiento creará un modelo estructurado en tres niveles que garantice implementar sistemáticamente el desarrollo de nuevas soluciones, al mismo tiempo que será flexible, iterativo e incremental para que la empresa se adapte con agilidad a los posibles cambios de contexto y de necesidades de sus stakeholders. El fin último de cualquier modelo es captar conocimiento, orientarlo hacia las necesidades estratégicas y convertirlo en valor.

Modelo de gestión de la innovación tricapa

ISO 56002: guía para la gestión de la innovación

Un sistema de gestión de la innovación es un conjunto de procesos y actividades interrelacionados y que interactúan con el fin de aportar valor. Se trata de un marco común donde desarrollar y desplegar capacidades de innovación, búsqueda de nuevas oportunidades y resolución retos estratégicos del negocio.

La ISO 56002 es ideal como marco de innovación porque hace hincapié en las palancas de actuación de un sistema de gestión de la innovación ideal. Son las siguientes:

Contexto de la organización

Cuando hablamos de contexto de la organización nos referimos a dos aspectos: los elementos externos e internos que afectan a la capacidad de la organización para lograr los objetivos del sistema de gestión de la innovación. Y segundo, a las áreas de oportunidad del negocio donde trabajar para mejorar la propuesta de valor del negocio o generar nuevas oportunidades de crecimiento.

Tres pilares de la gestión de la innovación

Liderazgo y compromiso con la gestión de la innovación

La alta dirección debe mostrar su compromiso y liderazgo con la gestión de la innovación:

  • Siendo responsable de la eficacia y eficiencia del sistema.
  • Asegurándose que los objetivos de la innovación están alineados con la visión y la estrategia de la compañía.
  • Promoviendo una cultura transversal y de cooperación hacia la gestión de la innovación.
  • Asegurando la adopción de los procesos de trabajo que se deriven.
  • Dando soporte a los directivos en las cuestiones que hagan referencia al sistema de gestión de la innovación.

Planificación

Básicamente, abordar las acciones necesarias para afrontar riesgos y oportunidades. En general , se trata de gestionar la incertidumbre asociada a las oportunidades y controlar el nivel de riesgo que estamos dispuestos a aceptar. Definir acciones para poder realizar con éxito lo anterior es básico para poder medir el éxito y la eficacia de nuestra gestión de la innovación.

Medición del desempeño

Definir un conjunto de indicadores cualitativos y cuantitativos que midan:

  • El número de nuevas ideas u oportunidades surgidas.
  • El rendimiento interno de la acción de innovar: nuevas herramientas utilizadas, perfil de empleados que participan, recursos invertidos, etc…
  • El éxito o salida del sistema de innovación como, por ejemplo, las ideas implementadas, nuevos lanzamientos a mercado, etc…

Equipos de alto rendimiento: las legiones de la gestión de la innovación

En cualquier organización, las relaciones personales no se construyen a partir de la jerarquía. Los procesos de trabajo marcan las directrices laborales, pero la información, el liderazgo, la influencia y las micro tribus que se forman funcionan por otros cauces más parecidos a los de la vida social.

Es vital conocer como se conectan estas redes y detectar a las personas o nodos que de verdad ejercen un liderazgo positivo o negativo para el resto de compañeros.

Los procesos de la gestión de la innovación son los engranajes que conectan los equipos de alto rendimiento con los recursos para innovar

El desarrollo de un equipo de éxito gira en torno a tres aspectos:

El primero es que un equipo de éxito funciona cuando sus integrantes trabajan en conjunto y de manera coordinada sobre un reto concreto. Si la dinámica del trabajo en equipo no se rompe, tiene muchas garantías de seguir siendo un equipo de éxito. Es más fácil tener éxito con buenos socios de viaje que de manera individual.

El segundo es aquel que todo equipo de éxito debe tener. Por un lado, el objetivo perfectamente identificado, y por el otro, el método y los recursos necesarios para poder llegar a las soluciones y metas en el plazo necesario.

El tercero es la configuración del equipo, donde es necesario diseñar un mix adecuado de perfiles que permitan riqueza y diversidad en torno a los conocimientos, las capacidades, las habilidades y la experiencia.

El éxito necesita un planteamiento estratégico

En definitiva, los cambios han venido para quedarse, pero las ventajas de la economía digital tanto para las personas como para las empresas son innegables. No obstante, para que las empresas lleven a cabo una estrategia empresarial exitosa, es necesario plantearse y diseñar una reestructuración del negocio antes de llevar a cabo la implementación de las nuevas tecnologías. Es decir, tan solo el utilizarlas no implicará una transformación. Si quieres comenzar con esta transición y tienes dudas al respecto, contacta con nosotros y cuéntanos. Podemos asesorarte. ¡Te esperamos!

Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...