Liderazgo empresarial: ventajas y desventajas

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

El liderazgo empresarial es la habilidad que posee un líder de organización para guiar e inspirar a las personas y obtener de ellas el máximo rendimiento en favor de la empresa.


Aunque a menudo se utilicen de manera indistinta, lo cierto es que líder y jefe son términos con significados diferentes: mientras que el segundo se impone como autoridad y emplea su poder para mandar sobre otras personas, el primero va más allá. Y es que un buen líder empresarial no solo dirige sino que también motiva a su equipo de trabajo e influye sobre él de manera positiva, sin imponer sus propias ideas, para lograr las metas y objetivos de la organización. Por esta razón, hoy en día las empresas necesitan mucho más que jefes. Necesitan grandes líderes: estratégicos, comunicativos, carismáticos, entusiastas y, sobre todo, referentes.

En este artículo queremos poner foco en las ventajas y desventajas de este tipo de liderazgo.

Son las personas la principal ventaja competitiva

Antes de ver con claridad lo que supone tener un líder, cabe recordar que son las personas las que verdaderamente atesoran esa ventaja. ¿Por qué?

  • Ejecutan los procesos que generan productos o servicios para el cliente.
  • Aportan nuevas ideas e innovan en la empresa.
  • Los mejores embajadores de la empresa como marca.
  • Construyen estrategias.
  • Adoptan y adaptan nuevas tecnologías.
  • Generan campañas de marketing.
  • Construyen relaciones con los clientes.
  • Tienen proyectos de superación profesional y benefician a la empresa.

¿Qué ventajas existen si hay una figura de líder?

Probablemente, muchas de las siguientes características ya las sepas porque las conoces de primera mano -ya sea porque eres un buen líder, o porque tienes a uno/a en tu empresa-. Vamos allá:

  • Se crea un clima laboral favorable para trabajar.
  • Una de las ventajas de liderazgo empresarial es que se mejoran los resultados en general de la empresa
  • Aumenta el trabajo en equipo.
  • Se incrementa la participación de los empleados en la toma de decisiones y otros factores importantes.
  • Debes apuntar también que otros de los beneficios de un buen liderazgo empresarial, la comunicación es más transparente.
  • La confianza y fiabilidad de cara a la empresa se mejora.
  • Se disminuyen las ausencias injustificadas en el trabajo.
  • Se mejora el rendimiento empresarial.
  • Se trabajan los objetivos a corto, medio y largo plazo.
  • Con el liderazgo consciente los empleados están motivados, este es uno de los mejores beneficios de un buen liderazgo empresarial.
  • Otro de los beneficios del liderazgo empresarial es que los beneficios de la empresa aumentan al trabajar todos en un buen clima laboral.
  • Al trabajar todos estos aspectos se trabaja la imagen de marca y la reputación de marca de la empresa.
  • Se desarrolla el talento.
  • Se disminuye el miedo a los cambios, lo que es una gran ventaja.
  • Se gestionan mejor los errores que existan en el equipo.

¿Qué desventajas existen si no hay una figura de líder?

Por otro lado, ¿qué inconvenientes presenta el liderazgo empresarial y qué podemos hacer para evitarlos? Además de las opuestas al anterior punto, algunas de las desventajas del liderazgo empresarial que podemos señalar son:

  • Se pueden perder oportunidades ante la falta de ejecución.
  • Otra desventaja del liderazgo empresarial es que puede haber un desacuerdo entre el líder y los trabajadores.
  • La productividad puede descender en aquellas empresas en las que no se pueden delegar tanto las tareas o se delegan las tareas más complicadas en el trabajador.

Bola extra: ¿Qué cualidades debe tener un buen líder empresarial?

Genera confianza

Una de las bases del éxito para un líder, es el apoyo de sus colaboradores. Por sí sólo no lo conseguirá.

Para lograr el respaldo, necesita inspirar confianza en las personas. Así es como podrá integrar equipos competitivos, aprovechar las habilidades para enfrentar retos, desarrollar proyectos, cumplir metas.

Desarrolla la empatía

La empatía es una habilidad que consiste en ponerse en el lugar de los demás. Las personas confían en su líder cuando se sienten comprendidos.

Cuando un líder comprende los problemas y necesidades de sus dirigidos permite asumir una postura constructiva para desarrollar planes, buscar alternativas de solución.

Escucha de forma activa

Es el nivel de escucha más óptimo; es cuando se adquiere la habilidad de no interrumpir al interlocutor mientras habla, el nivel de diálogo interno es mínimo y se evita hacer juicios sobre el mensaje de la otra persona.

Escuchar activamente permite demostrar interés por los demás; es una vía efectiva para desarrollar confianza y posturas colaborativas de los dirigidos.

Desarrolla actitudes optimistas

Un líder enfrentará muchos desafíos a lo largo de su trayectoria. Su preparación académica será una gran herramienta pero necesita más.

Necesitará llenarse de energía positiva que le ayude a asumir el control de su vida.

Cuando los problemas se presentan es muy fácil y cómodo buscar culpables de la situación y caer en un círculo vicioso.

Es más efectivo tener actitudes positivas y enfocarse en construir objetivos que ayuden al líder y a la empresa a construir un futuro de posibilidades.


¿Quieres que te ayudemos? Si es así, estaremos encantados de hacerlo. Pincha aquí y concerta una reunión. Si quieres conocer más contenido útil, pincha aquí.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...