4 claves para predecir el futuro en la estrategia empresarial y la innovación

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

No nos tomemos al pie de la letra la frase «predecir el futuro». Predecir el futuro no es posible, al menos de momento, aunque la estrategia empresarial y la innovación son esenciales. No queremos engañar a nadie y seguro que no hay nadie tan iluso que espere encontrar en este artículo una especie de guía esotérica o trucos para visionar el más allá.

Ahora bien, lo que si podemos asegurar es que, como personas y organizaciones, podemos influir en los acontecimientos con nuestras acciones. Normalmente, si trabajas para conseguir un objetivo, lo consigues o te quedas a cierta distancia de él. Es un claro ejemplo de construcción de ese futuro que visualizamos.

Así pues, no somos un observador pasivo y estamos predestinados, si no que somos capaces de predecir el futuro. Debemos influir en él, si queremos que se cumplan los mejores escenarios.

¿Cómo se puede predecir el futuro?

En el ámbito empresarial, para prever el futuro nos valemos de la estrategia empresarial y la innovación. Innovar implica combinar la imaginación, las tecnologías disruptivas, las mega tendencias, etc… para predecir como evolucionará el mundo que nos rodea. La estrategia empresarial nos permite traducir ese futuro en acciones concretas de negocio.

Lo primero que se deduce del párrafo anterior es que no estamos hablando de las capacidades y habilidades de una persona. Hablamos del trabajo de un equipo. Juntos, sumando conocimiento, experiencias y puntos de vista distintos, serán capaces de diseñar, balancear y construir ese futuro. Sin duda, este equipo (equipo de alto rendimiento) es un grupo de trabajo transversal a la compañía, como la estrategia empresarial y la innovación deberían concebirse en cualquier organización.

Los grandes desafíos de nuestras empresas, multinacionales o pymes da igual, no se van a resolver en el corto plazo. Si queremos ver más allá e influir en nuestro futuro, debemos adoptar un marco de pensamiento y crear procesos trabajo enfocados en el largo plazo.

Cuatro claves para predecir el futuro

Mantente al día de las últimas tendencias

En la estrategia empresarial y la innovación, no es suficiente estar atento a las tendencias, analizar sus impactos o identificar de donde viene su fuerza, sino que, a partir de esa información, debemos ser capaces de construir nuestro propio punto de vista sobre el que podamos hacer comprobaciones y seguir investigando.

Adopta una mentalidad de crecimiento

Observar, hacer y hacerse preguntas, en definitiva, tener una mente abierta. Si adoptamos una mentalidad de crecimiento, a parte de crecer, podremos cambiar y evolucionar a través de la persistencia y de la experiencia. La estrategia empresarial y la innovación de la compañía se verán enriquecidas y su impacto a largo plazo será más evidente.

Los ojos de tus clientes son tus ojos

Fija tu mirada y presta atención a tu cliente, en vez de a los procesos y la estructura de tu empresa. Se trata de observar y comprender el mundo a través de los ojos de nuestros clientes para poder detectar nuevos insights que se convierta en oportunidades de mejora, mejorar su experiencia de cliente o construir nuevas líneas de negocio. Esta información es clave para nuestra estrategia empresarial y la innovación.

Espera lo inesperado

Existe factores muy alejados de la realidad de nuestro negocio que nos pueden influir. Los famosos cisnes negros son un ejemplo. Debemos estar atentos a los cambios del escenario geopolítico, nuevas regulaciones y a las tecnologías disruptivas emergentes. Los escenarios extremos e improbables pueden dejar de serlo, tomémoslos en serio. En la estrategia empresarial y la innovación, trabajar con los extremos, permite cuantificar el riesgo y crear planes alternativos.

El éxito necesita un planteamiento estratégico

En definitiva, los cambios han venido para quedarse, pero las ventajas de la economía digital tanto para las personas como para las empresas son innegables. No obstante, para que las empresas lleven a cabo una estrategia empresarial exitosa, es necesario plantearse y diseñar una reestructuración del negocio antes de llevar a cabo la implementación de las nuevas tecnologías. Es decir, tan solo el utilizarlas no implicará una transformación. Si quieres comenzar con esta transición y tienes dudas al respecto, contacta con nosotros y cuéntanos. Podemos asesorarte. ¡Te esperamos!

Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...