Incertidumbre y riesgos más allá de septiembre del 2021

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

Todo parece indicar que en septiembre de este 2021 se habrá conseguido esa nueva normalidad que todos anhelamos. Al menos en los países desarrollados. Más allá que la falta de vacunas para el resto del mundo provoque la aparición de nuevas variantes del virus, en nuestras sociedades y en nuestro planeta seguirá existiendo incertidumbre y riesgos que nuestras empresas deberán gestionar.

El marco que engloba esta incertidumbre y riesgo está limitado por los siguientes tres paradigmas: las pymes se enfrentan a una nueva situación totalmente inédita, algunas o la mayoría no podrán adaptarse a las nuevas tecnologías y el medio ambiente ha mejorado porque hemos estado confinados.

Incertidumbre y riegos

El descontento de los jóvenes

Los jóvenes entre 15 y 25 años han padecido en algo más de una década dos grandes crisis. Acumulan largos periodos de trabajo precario e inestable y han estudiado a distancia. Además el mercado laboral está cambiando de manera disruptiva y la mayoría de la población no está preparada para este cambio . El escenario competitivo ha cambiado de manera irreversible.

Muchas pymes han de digitalizarse de manera acelerada. Y crear nuevos procesos y estrategias por si se repiten las interrupciones en sus cadenas de suministro o cambios drásticos en el mercado.

Gestionar eficazmente los fondos Next Generation EU

España tiene varias carencias: la inversión en I+D, bajos niveles de digitalización y dificultades para ejecutar el gasto con el dinero que recibe de la UE.  Cómo se gestionen las ayudas será importante. Si se hace mal, aumentará la desigualdad digital y por lo tanto, ocasionará un impacto social y la consiguiente brecha económica. La colaboración público-privada será clave.

Riesgos asociados al nuevo mundo digital

Estamos en un nuevo entorno social en el que nos relacionamos virtualmente y que nos está llevando a un mundo digital. Deberemos invertir en ciberseguridad: los procesos de nuestras empresas y su supervivencia dependerá de eso.

Relacionado con lo anterior, las grandes empresas tecnológicas ganan cuota de mercado y las pymes luchan por sobrevivir.  La concentración del poder digital está llevando a que ciertos actores hayan entrado de forma muy activa en nuestras empresas y vida en general, lo que supone incertidumbre y riesgos a medio y largo plazo.

Cambio climático: vuelta a las andadas

Hay que confirmar si está mejorando porque ha caído la actividad o porque realmente estamos confiando en una economía más sostenible con el medio ambiente. Parece ser que si ha mejorado la situación ambiental ha sido porque nos hemos quedado en casa. El principal reto será centrarnos en establecer las mejores medidas para estimular una economía verde y que sea para siempre. Esta es la mayor incertidumbre y riesgos a los que nos enfrentamos.

El éxito necesita un planteamiento estratégico

En definitiva, los cambios han venido para quedarse, pero las ventajas de la economía digital tanto para las personas como para las empresas son innegables. No obstante, para que las empresas lleven a cabo una estrategia empresarial exitosa, es necesario plantearse y diseñar una reestructuración del negocio antes de llevar a cabo la implementación de las nuevas tecnologías. Es decir, tan solo el utilizarlas no implicará una transformación. Si quieres comenzar con esta transición y tienes dudas al respecto, contacta con nosotros y cuéntanos. Podemos asesorarte. ¡Te esperamos!

Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...