Estrategia digital: concepto y pasos

Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp

La estrategia digital se focaliza en el empleo de la tecnología para mejorar el rendimiento de la empresa. Bien creando productos nuevos o reimaginando los actuales. 

La estrategia digital está muy relacionada con la transformación digital, de la que hemos hablado ya en otros artículos. Son dos conceptos clave que cada día adquieren más peso en un panorama marcado por la digitalización y por el auge de internet. ¡Descubramos a qué hacemos referencia con “estrategia digital” y cuáles son los pasos necesarios para crearla! 

La estrategia digital consiste en aplicar tecnologías digitales a los modelos de negocio para crear nuevas capacidades que diferencien a la empresa. Asimismo, también implica desarrollar un conjunto de acciones a nivel digital enfocadas a lograr unos objetivos de negocio. 

Estrategia digital vs transformación digital

Como hemos comentado anteriormente, estrategia digital y transformación digital son dos conceptos que están muy relacionados y, en ocasiones, se tiende a hablar indistintamente. Sin embargo, el alcance no es el mismo

La transformación digital promueve el cambio en tres áreas: modelos de negocio, procesos operativos y experiencia del cliente. Es un proceso que requiere coordinación en toda la organización y su alcance implica cambios en la cultura empresarial. 

Por el contrario, la estrategia digital se centra solamente en la tecnología, no en la cultura. Utiliza dicha tecnología para crear las capacidades que una empresa necesita para convertirse en una organización digital

Es importante establecer una estrategia para confirmar que los cambios, en este caso tecnológicos, se están aplicando de manera que apoye los objetivos del negocio.

Estructura de una estrategia digital

A la hora de diseñar una estrategia digital es importante que, como en cualquier otro tipo de estrategia, sigamos unos pasos. 

Según un artículo de Harvard Business Review existen 5 preguntas clave para establecer la comprensión de la tecnología digital. Estas son:

  • ¿La tecnología digital cambia el negocio en el que debería estar?
  • ¿Cómo podría la tecnología digital mejorar la forma de agregar valor a las empresas en las que estás?
  • ¿Podría la tecnología digital cambiar a tu cliente objetivo?
  • ¿Afecta la tecnología digital a la propuesta de valor para tu cliente objetivo?
  • ¿Cómo puede la tecnología digital mejorar las capacidades empresariales que lo diferencian de su competencia?

Evidentemente, las respuestas variarán en función del tipo de empresa y su experiencia con el mudo digital. El objetivo principal de estas preguntas es identificar cómo los cambios digitales pueden cambiar lo que haces. 

Es importante entender perfectamente cuál es el propósito de tu empresa, ya que puede ahorrarte tiempo y recursos al implementar tecnología que no te permita obtener nuevas ventajas competitivas. 

Una vez que tenemos claro esto, diferenciamos los siguientes hitos:

1.Investigación

Independientemente del tipo de producto o servicio que ofrezcamos, a la hora de diseñar una estrategia digital hay una serie de pilares básicos que debemos observar:

  • Público
  • Contenido y diseño
  • Presencia en social media
  • Comunicación
  • Competencia

Es importante analizar esta información para entender cuál es el punto de partida y así trabajar en objetivos y estrategias acordes a ello. Es fundamental entender cuál es el contexto y la situación actual antes de plantear dónde se quiere llegar.

2. Definición de objetivos

En este punto debes plantearte qué quieres conseguir con tu estrategia digital. Por tanto, debes definir cuáles son los objetivos y cómo se van a lograr. Diferenciamos:

  • Objetivos cuantitativos

Los objetivos cuantitativos son aquellos fácilmente expresables en cifras concretas, y cuyos resultados pueden verse en el corto plazo.

  • Objetivos cualitativos

Son aquellos que las empresas marcan para lograr un mejor posicionamiento e imagen en el mercado. Al tratarse de elementos subjetivos o menos tangibles, pueden ser más complejos de medir.

  • KPI’s

Además, es importante definir cuáles son los KPI’s o indicadores clave de rendimiento que permitirán medir y analizar los resultados de la estrategia.

3. Desarrollo del plan de acción

Una vez que sabes qué quieres conseguir, el siguiente paso es plantear aquellas acciones que deberás llevar a cabo a nivel digital para conseguir los objetivos. 

Es el momento de diseñar las estrategias y definir qué decir, a quién, dónde, y en qué momento. La estrategia se basa en entender quién es el público objetivo (segmentación), cuáles son los beneficios del producto (posicionamiento) y mensaje para comunicar. 

Algunas tácticas de marketing digital que se pueden llevar para ello son: posicionamiento en buscadores, inbound marketing, publicidad en buscadores o redes sociales o email marketing, entre otras.

Aun así, más allá de las estrategias y acciones que desarrollemos, la clave para que una estrategia digital sea efectiva se encuentra en el siguiente paso.

4. Medición y análisis de resultados

Como adelantamos, este paso es el más importante a la hora de diseñar una estrategia digital. Es vital realizar un seguimiento continuo de los resultados para lograr una mejora.

Una vez que se empieza a ejecutar la estrategia es imprescindible ser capaz de medir y analizar los resultados. Los datos obtenidos te darán la capacidad de adaptar e ir mejorando constantemente el rendimiento.

Como puedes observar, una estrategia digital no es una tarea única, sino que implica un planteamiento y articular y ejecutar una larga lista de acciones. 

Si te interesa este tema, no te pierdas nuestro ebook donde hablamos sobre estrategia, innovación y producto.

Somos una consultora estratégica especializada en crecimiento empresarial. Te asesoramos para diseñar, planificar y ejecutar proyectos de crecimiento, cultura empresarial, transformación digital, experiencia de cliente e innovación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...