Los competidores: ¿amigos o enemigos de un plan estratégico?

Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp

No se entiende la realización de un plan estratégico de una empresa sin el correcto y profundo análisis de sus principales competidores. Nos servirá para ver las principales diferencias y saber lo bien o mal posicionado que estamos en comparación con ellos.

En un plan estratégico al uso, los análisis competitivos muchas veces se circunscriben a los competidores tradicionales y los criterios utilizados no van más allá de una comparativa de los catálogos. Gran error como veremos a continuación. Vamos a explicar los pasos para realizar un análisis competitivo útil para cualquier plan estratégico y no caer en generalidades que no aporten valor:

Superando el plan estratégico

  1. Más allá de modelo de negocio, conocer bien el valor entregado por la empresa. Esto es fundamental para entender mejor el motivo por el cual tus clientes te eligen o no. Si conocemos el valor entregado, la comparativa a realizar trasciende al sector y la industria, ya que estaremos incluyendo las soluciones sustitutivas de nuestro producto. Por extraño que aún parezca, muchos directivos confunden propuesta de valor con oferta comercial y esto limita, sin duda, la elaboración de cualquier plan estratégico.
  2. Estudiar su catálogo de productos. El portafolio es la “biblia” de cada empresa, la cual, si quieres ser competitivo, tienes que saber las mayores innovaciones y diferenciaciones que tienen en comparación con tu portafolio. Sobre todo, buscaremos la información necesaria para optimizar nuestro catálogo (eliminar referencias) y completarlo. Poner foco en lo realmente necesario es la base para poder crear un plan estratégico con potencial de crecimiento.
  3. Ser concreto y especifico en la información que buscas. No es una contradicción con las anteriores, aunque pueda parecerlo. El plan estratégico debe pasar de lo más “macro” a lo más “micro”.  Tienes que enfocar la información desde el reto estratégico que quieres resolver y analizar sin perder de vista las posibles oportunidades o amenazas periféricas.
  4. Hacer un mapa de posicionamiento. Utiliza herramientas gráficas, que te permitan sintetizar y transmitir fácilmente el conocimiento adquirido. Huyamos del plan estratégico ilegibles y que acaba olvidado en un cajón. Una vez definidos los atributos a comparar, en el centro de un eje vertical y otro horizontal colocas a tu empresa.

Estos son los pasos que todo análisis competitivo debe tener, si queremos construir un plan estratégico enfocado en lo importante y útil para todos los ejecutivos. Es imposible entenderte a ti sin analizar primero tu entorno y mercado, por lo que este análisis debería de ser el primer apartado de tu plan estratégico.

El éxito es imposible asegurarlo, pero el trabajo bien realizado aumenta las posibilidades. Por último, y en referencia con el título del post, siempre se pueden sacar aspectos positivos y aprendizajes de tus competidores, lo cual puede hacer que tu negocio despegue.

El éxito necesita un planteamiento estratégico

En definitiva, los cambios han venido para quedarse, pero las ventajas de la economía digital tanto para las personas como para las empresas son innegables. No obstante, para que las empresas lleven a cabo una estrategia empresarial exitosa, es necesario plantearse y diseñar una reestructuración del negocio antes de llevar a cabo la implementación de las nuevas tecnologías. Es decir, tan solo el utilizarlas no implicará una transformación. Si quieres comenzar con esta transición y tienes dudas al respecto, contacta con nosotros y cuéntanos. Podemos asesorarte. ¡Te esperamos!

Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

Post basado en This is service design Doing

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...