No hay marketing digital, si te falta alguna de estas capacidades

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

El marketing digital es el resultado de un conjunto de capacidades utilizadas para adquirir y retener clientes a través de múltiples canales digitales. Se busca incrementar el tráfico y la interacción con lo clientes. Lo fundamental del marketing digital es conseguir una experiencia seamless de cliente a través de todos los canales digitales, que forman parte de las diversas rutas diseñadas en el customer jounery.

Conceptualmente, las relaciones con nuestros clientes necesitan ser construidas a través de interacciones sociales. Las relaciones entre las empresas y sus clientes incluyen y van mucho allá de una socialización casual y esporádica que les lleven hasta el punto en el que marketing pueda lanzar su oferta. El propósito del marketing digital es transformar las interacciones sociales en un estado donde se produzca la transacción empresa – cliente.

Os listamos a continuación las capacidades que vuestra empresa debe adquirir y dominar para poder explotar la disciplina del marketing digital en todo su potencial:

Digital brand marketing

Es una capacidad necesaria para construir y promocionar la marca a los clientes en el universo digital. El objetivo es permitir al cliente transitar desde un estadio inicial en el que es consciente de la existencia de la marca, hasta un estadio final en el que el cliente es leal y fiel.

Esta capacidad debe estar perfectamente engranada con la gestión de la experiencia de cliente, donde la marca se va construyendo sobre el resultado de esta experiencia. En realidad, la marca es la suma de las experiencias de cliente que se ofrecen desde todos los niveles de la empresa.

Optimización del motor de búsqueda (SEO)

SEO (Search engine orptimization) se refiere a la capacidad digital de la empresa para aumentar su visibilidad en los buscadores, como resultado de una inversión previa. La habilidad para entender como funcionan los algoritmos de los buscadores es crítica para tener éxito en este apartado.

Ahora bien, no todo se resuelve con pagar al buscador. Está demostrado que el éxito de las estrategias de SEO depende en gran medida del awareness de la marca en el imaginario de los clientes y que palabras se utilizan para buscar productos o servicios como los nuestros.

Inversión en buscadores

Se trata de pagar por que nuestra empresa aparezca en los primeros puestos de la lista de los buscadores cuando nuestros clientes potenciales teclean una o varias palabras clave. El coste se mide en CPC (coste por click) o CPM (coste por impresión). El primero es el más utilizado, el segundo no garantiza que las impresiones se traduzcan en visitas a nuestra web.

Contenido especifico y dirigido

Hablamos de incrementar el tráfico de nuestra web mostrando anuncios en sitios webs donde el contenido que queremos publicar es relevante para la red que les visita. Se basa en la premisa que los visitantes de estos sitios webs es potencial audiencia nuestra y, por ende, futuros o potenciales clientes nuestros también.

El content marketing normalmente se utiliza para aumentar la relevancia de la marca y no tanto para aumentar las ventas.

Marketing de afiliación

Se basa en el siguiente principio: una empresa paga a otra (un afiliado) para que le ayude a vender y promocionar sus productos a cambio de una comisión. La empresa genera el material corporativo publicitario (banners, anuncios, enlaces) para que los afiliados lo incorporen a su página web. De esta manera, la empresa consigue aumentar el tráfico de su web o promocionar las ventas de su producto.

Un plan de marketing de afiliación debería definir claramente el tipo de contenido, incluir objetivos medibles, audiencia target, proveedor de la red de afiliación, editores, frecuencia de publicación, expectativa de respuestas,…

Gestión del lead

Capacidad básica para generar, capturar, cualificar, priorizar y madurar un lead hasta convertirlo en una venta. Entendemos por lead un contacto inicial de la empresa con un cliente potencial. Para conseguir todo lo anterior, la organización debe diseñar y construir un embudo de ventas o embudo de conversión para gestionar todo el proceso. Esta capacidad es la más importante de todas.

El éxito necesita un planteamiento estratégico

En definitiva, los cambios han venido para quedarse, pero las ventajas de la economía digital tanto para las personas como para las empresas son innegables. No obstante, para que las empresas lleven a cabo una estrategia empresarial exitosa, es necesario plantearse y diseñar una reestructuración del negocio antes de llevar a cabo la implementación de las nuevas tecnologías. Es decir, tan solo el utilizarlas no implicará una transformación. Si quieres comenzar con esta transición y tienes dudas al respecto, contacta con nosotros y cuéntanos. Podemos asesorarte. ¡Te esperamos!

Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...