¿Cómo aprenden las empresas? Modo supervivencia o modo bienestar

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp

Muchos directivos y personas se preguntan constantemente cómo aprenden las empresas. No es una pregunta fácil de responder y, antes de responderla, nos deberíamos preguntar por qué algunas empresas aprenden y otras no.

Existen dos modos o estados en la naturaleza de cualquier ser vivo u organización que determinan el proceso de aprendizaje. Efectivamente la manera en cómo aprenden las empresas se verá afectado en función del modo en el que se encuentre. Hablamos del modo de supervivencia o modo de bienestar.

Aquellas empresas que disfrutan de una posición estable en el mercado y que su supervivencia no peligra, buscan mejorar aspectos del negocio que redundan en la mejora de indicadores referidos a la calidad del negocio y condiciones de trabajo. El comportamiento de este tipo de empresas es totalmente distinto al de aquellas empresas que luchan por crecer o por sobrevivir. La manera como aprenden también. empresa. El ejemplo más claro, en el ámbito de la economía digital, lo vemos en el contraste entres startups e incumbents.

Aprendizaje de las empresas en modo de supervivencia.

Se puede afirmar que una misma empresa muestra diferencias en su comportamiento y, por lo tanto, en su manera de aprender, si se encuentra en un nicho competitivo de lucha por la supervivencia o de bienestar (estabilidad).

Las empresas en situaciones de supervivencia tienen un aprendizaje de mayor calidad, sobre todo en el momento que se produce el acceso al recurso de primera necesidad buscado para el negocio. Por ejemplo, una gran venta o un gran error. En ambos casos, queda grabado en la organización lo que se debe o no se debe hacer.

En entornos de supervivencia, las empresas son capaces de aprender y trabajar con altos estímulos aversivos, pues en entornos de supervivencia, la búsqueda de la seguridad es uno de los generadores prioritarios de aprendizaje. Las relaciones sociales suelen ser más tensas, conflictivas e interesadas (enfocadas al objetivo).

Es fácil ejemplificar este estado con nosotros mismos. En entornos de supervivencia es usual generar enormes esfuerzos para conseguir recursos de primera necesidad, por ejemplo, largas caminatas para ir a por agua. En estas situaciones, los dolores de espalda no tienen importancia. Para el primer mundo, donde impera el modo bienestar, un dolor leve de cervicales, puede ser un auténtico drama.

Aprendizaje de las empresas en modo de supervivencia.

Las organizaciones que se encuentran en un estado de bienestar o confort tienen una peor respuesta ante las grandes amenazas, ya que la alerta y el estrés que les provocan les parecen excesivos e inusuales. Sin embargo, generarán mejor actitud y mayor aprendizaje cuando se les ofrezca algo que suponga un extra de bienestar. Por ejemplo, una mejora en la rentabilidad, un incremento de la satisfacción del cliente o del empleado,…

También aprenden mejor con bajos estímulos aversivos que trabajan como una molestia. Por ejemplo, ineficiencias, quejas, devoluciones,….

Una diferencia importante en cómo aprenden las empresas dependiendo del modo en el que se encuentren, es que las empresas que se encuentran en un estado de supervivencia se inclinan hacia procesos de aprendizaje más individualistas alineados con los objetivos personales, mientras que aquellas empresas que se encuentran en entonos de bienestar generan procesos de aprendizaje más colectivos y que nacen de la estrategia general de la compañía.

El éxito necesita un planteamiento estratégico

En definitiva, los cambios han venido para quedarse, pero las ventajas de la economía digital tanto para las personas como para las empresas son innegables. No obstante, para que las empresas lleven a cabo una estrategia empresarial exitosa, es necesario plantearse y diseñar una reestructuración del negocio antes de llevar a cabo la implementación de las nuevas tecnologías. Es decir, tan solo el utilizarlas no implicará una transformación. Si quieres comenzar con esta transición y tienes dudas al respecto, contacta con nosotros y cuéntanos. Podemos asesorarte. ¡Te esperamos!

Cierra una reunión aquí. Te asesoraremos sin compromiso en materia de estrategia empresarial, innovación y desarrollo de proyectos. Estamos deseando escucharte.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...